Popcoin: la nueva forma de invertir abierta a todo el mundo


Como a la mayor parte de la población, lo más probable es que el concepto de “invertir” te dé algo de vértigo. Seguramente te suene a pasillos con moqueta, ‘yuppies’ de trajes impecables y sorbos de café en vasos de cartón. A números que suben y bajan, a gráficos rojos y flechas verdes: un caos incomprensible. Por suerte, la realidad puede ser más simple, e invertir a veces es tan sencillo como dejarse aconsejar bien.


Quedan ya lejos los tiempos en los que solo podían llamarse inversores los ricos ejecutivos y los “lobos” de Wall Street. Hoy en día, puedes lanzarte a invertir de forma segura a partir de 100 euros gracias a la propuesta de Popcoin. Esta nueva plataforma digital de Bankinter ofrece un servicio de gestión de carteras de fondos de inversión seleccionados por un equipo de expertos que nos da la oportunidad de invertir en los mejores fondos nacionales e internacionales. Una inversión de alta gama al alcance de todos.

Invertir, un gesto al alcance de tu mano

Detrás de su apariencia intimidante, invertir no es otra cosa que comprar y vender, aunque el truco consiste en saber qué y cuándo. Precisamente eso es lo que ofrece Popcoin. Esta plataforma 100% online y multidispositivo pone a nuestra disposición profesionales experimentados que nos guiarán a cada paso. El ritmo, eso sí, lo marcamos nosotros. La idea es ofrecernos la posibilidad de confeccionar una cartera que se adapte a nuestras necesidades como un guante.

En el equipo de apoyo, por ejemplo, encontramos a expertos dedicados al análisis de los mercados. Estos observan el entorno, seleccionan los fondos que ofrecen la mejor rentabilidad para ti y se anticipan a los acontecimientos económicos o sociales a nivel global para proteger tu inversión. Junto a ellos, otros grupos de profesionales nos informarán de la última información relevante para nuestra cartera de inversión o nos darán soporte continuo siempre que necesitemos.


Yo decido cuánto y cómo: inversión 100% transparente


Si todos podemos ser inversores, la consecuencia lógica es que no va a haber un solo modelo de inversión. Algunas personas son más aventureras y lanzadas, mientras que otras prefieren la seguridad y el confort del hogar. Ningún perfil es mejor que otro, pero cada uno requiere una atención distinta. Por ello en Popcoin se adaptan a nuestra manera de ser, al perfil de inversor que queramos adoptar. Siempre hay que tener en cuenta, eso sí, que el riesgo es directamente proporcional a la rentabilidad: a mayor posibilidad de ganar dinero, mayor riesgo asociado.

Además, antes de contratar el servicio nos proponen diversos objetivos para conocer en qué queremos invertir, para realizar una compra grande o un gasto importante como un coche; ¿para tener un colchón de seguridad ante un imprevisto, para cuidar a nuestra familia, o para nuestra futura jubilación? Saber hacia dónde dirigimos nuestros pasos es fundamental para emprender cualquier acción, e invertir no es una excepción.

De esta forma, en todo momento controlamos el cómo invertir, pero también el cuánto. Como decíamos, a partir de los 100 euros podemos contratar una carpeta de inversión. Siendo una plataforma abierta a todo el mundo, la transparencia y la sencillez son elementos fundamentales. Podremos gestionar la actividad de nuestra cuenta en todo momento y en cualquier lugar a través del móvil y sentirnos cómodos en un proceso libre de papeleo innecesario o distracciones. Además, lo único que pide Popcoin a cambio de todas estas funcionalidades es una comisión fija anual por gestionar la cartera: sin trucos ni trampas.


Todo ello son elementos que contribuyen a hacer de Popcoin una apuesta por abrir las puertas del mundo de la inversión. Por sacarlo de la maraña de datos confusos y prejuicios, y ofrecer a todo el mundo –al panadero, a la cartera, a ti y a mí- la posibilidad de invertir con éxito. Asesorados, eso sí, por un equipo de los mejores expertos.