Cocinar sin aditivos artificiales


Celulosa, goma de guar y trifosfatos: algunos de los ingredientes de la nata para cocinar


Nos preocupa lo que comemos, cada vez más. Los consumidores huyen de los alimentos procesados en busca de la naturalidad, la cercanía y la frescura para cuidar su alimentación. Pero esto parece una misión imposible viendo los etiquetados de los productos que encontramos en las tiendas, con muchos ingredientes y aditivos artificiales. 

Si nos fijamos en las natas de cocina, por ejemplo, y leemos sus listas de ingredientes, comprobaremos que sus recetas contienen muchos aditivos. Celulosa, goma xantana, carragenato, goma de guar o trifosfatos son algunos de los aditivos más habituales que podemos encontrar en las natas de cocina del mercado. 

¿Qué son las E-s artificiales?


Los aditivos artificiales están presentes en gran parte de los alimentos envasados o procesados. Son sustancias de origen animal, vegetal o químico que se añaden a los alimentos durante su elaboración para alargar su conservación, mejorar su sabor, su color o su textura. 

La utilización de aditivos artificiales está justificada si responde a una necesidad tecnológica bien definida, como puede ser la de conservar la calidad nutricional o mejorar su colorantes, conservantes, antioxidantes y estabilizantes, que se identifican a través de un código internacional compuesto por la letra E y un número. 

La ley obliga a los productores a informar al consumidor del uso de aditivos artificiales a través de las etiquetas.  Pero estas etiquetas no suelen ser del todo claras y el consumidor tiene que hacer verdaderos esfuerzos para saber qué está comiendo en cada momento. 


Cocinar sin E-s artificiales es posible


La tendencia de consumo es clara: utilizar solo productos con ingredientes 100% naturales. Así lo ha entendido Central Lechera Asturiana que, dentro de su compromiso con la sociedad y atendiendo a esta creciente demanda de los consumidores, ha eliminado todas las E-s artificiales de sus productos, convirtiéndose en la única marca láctea con una oferta de productos 100% naturales, sin E-s artificiales. 

La marca asturiana utiliza el sello Sin E-s Artificiales en sus envases, que garantiza la ausencia de todo tipo de aditivo en sus productos. Además, ha decidido llevar las etiquetas a la parte frontal de sus envases para ayudar al consumidor a identificar claramente los ingredientes y saber siempre qué tipo de producto está comprando. 



Volviendo al ejemplo de las natas para cocinar, por fin encontramos una nata sin aditivos. La nata para cocinar de Central Lechera Asturiana está elaborada con: nata ligera de leche, almidón natural y proteínas de leche. ¡Y nada más! Sin celulosa, sin goma de guar, sin carragenato… Nada que no sea 100% natural. ¡Así de simple y así de delicioso! 

Además, tiene menos contenido en materia grasa, que ayuda a cuidar la línea a la vez que aporta textura y cremosidad a salsas, cremas, guisos o gratinados. Y es que, a la hora de cocinar, la calidad de los productos condiciona el sabor final de plato y también asegura una alimentación saludable.


Por ello, los consumidores que quieran elaborar sus recetas sin ingredientes artificiales cuentan con la gama de natas para cocinar de Central Lechera Asturiana, con la garantía de responsabilidad y el compromiso de la marca de ofrecer productos 100% naturales.