Una app para acabar con el miedo al volver a casa solas

Cinco chicas de 16 años han creado When & Where, una app que proporciona seguridad a las mujeres.


Caminar rápido, con el móvil en la mano y el corazón acelerado se ha convertido en la conducta habitual entre las mujeres jóvenes al volver a casa solas por la noche. Visibilizar este problema y aportar soluciones es la meta de estas cinco adolescentes. Lucía Fernández, Paula Fernández, Nuria Villoria, Sandra Caamaño y Lucía Adrián explican que When & Where “es una aplicación para proporcionar seguridad a las mujeres porque es un problema que nos une a todas y que sufrimos diariamente”.



Esta app resultó finalista en el concurso mundial Technovation Challenge y desde su lanzamiento lleva más de 50.000 descargas. 

Tecnología frente al miedo y la desigualdad


“El autobús está vacío y un señor se tiene que sentar a mi lado y me tiene que empezar a acosar, a decirme cosas desagradables. Muchas veces lo llevan a otros extremos, incitándote a acompañarlos. No sabes dónde meterte, es súper desagradable y pasas miedo”, relata Nuria. Al igual que la mayoría de las chicas de su edad, ellas evitan pasar por ciertas zonas por miedo y consideran las limitaciones que impone el miedo como un factor de desigualdad.

Al crear la app, tuvieron muy presentes casos como los de Diana Quer y Laura Luelmo y para su vídeo promocional cada una puso voz a los casos de cinco mujeres asesinadas: “Para nosotras fue muy duro tener que meterte en la piel de esa mujer y contar algo que ella no puede contar. Es la fuerza para poder luchar para que no haya más como ellas”, aseguran.

Todas anhelan un futuro donde su app no sea necesaria y aunque son conscientes de que no es la solución definitiva, desean que su ejemplo sirva como referente “para que las personas tengan esa iniciativa de querer ayudar, de querer aportar ellos también, porque esto es una lucha y un trabajo de todos”. Su filosofía es la misma que la de otros protagonistas de Pienso, Luego Actúo, la plataforma de Yoigo que recoge e impulsa proyectos de personas como ellas, que ya están cambiando el mundo.

Antes, solían llamar a una amiga en situaciones de peligro, pero ahora, tanto ellas como otras 50.000 mujeres de todo el mundo, tienen una efectiva herramienta para sentirse más seguras y sobre todo, visibilizar la problemática que sueñan con erradicar.